Schnauzer Miniatura

El Schnauzer miniatura (en alemán: Zwergschnauzer) es una derivación del perro schnauzer estándar, surgido en Alemania en la segunda mitad del siglo XIX.
Los schnauzer miniatura son conocidos por su personalidad alerta y amistosa. También son inteligentes y leales con sus dueños. Son excelentes como alerta, como protectores del hogar.

Más sobre el schnauzer miniatura

Región de origen.
Alemania
Aspecto general.
Pequeño, vigoroso, más compacto que delgado, con pelo áspero, elegante, la imagen achicada del Schnauzer, sin que aparezcan los defectos del enanismo

Proporciones importantes.
Construcción cuadrada, la altura a la cruz se corresponde más o menos con el largo del cuerpo.
El largo de la cabeza (de la punta de la trufa a la protuberancia occipital) guarda una relación con el largo del cuerpo (medido de la cruz a la inserción de la cola) aproximadamente en una proporción de 1:2.

Temperamento y comportamiento.
Sus características corresponden a las de los Schnauzers pero recuerdan por su comportamiento y temperamento a un perro pequeño. Prudente, inteligente, intrepidez, perseverancia y sus aptitudes como guardián hacen al Schnauzer Miniatura un excelente perro para el hogar, la guardia y la compañía ya que él puede ser incluso mantenido en una vivienda pequeña sin problemás.

Cabeza.
Cráneo: Fuerte y alargado, con el occipucio poco marcado. La cabeza debe corresponder a la fuerza general del perro. La frente es plana y paralela con la caña nasal, sin arrugas.
Depresión naso-frontal (stop): Bien marcada debido a las cejas.Schnauzer Miniatura
Trufa: Bien desarrollada con ventanas bien abiertas. Es siempre negra.
Hocico: Termina en forma de cuña truncada. La caña nasal es recta.
Belfos: Negros, se apoyan firmes y planos sobre los maxilares; la comisura de los labios es cerrada.
Mandíbulas/ Dientes: Maxilar superior e inferior poderosos. La mordida es en tijera, fuerte y completa (42 dientes limpias y blancas de acuerdo a la fórmula dentaria del perro). Debe cerrar bien. La musculatura de la másticación está fuertemente desarrollada sin que por esto, exageradas mejillas estropeen el aspecto rectilíneo de la cabeza (con la barba).
Ojos: De tamaño medio, ovales, direccionados hacia delante, oscuros, con aspecto vivaz. Párpados adherentes.
Orejas: Dobladas y caídas, de inserción alta, en forma de “V”; los bordes internos de las orejas descansan sobre las mejillas. El porte de las orejas es simétrico; están dirigidas hacia delante en dirección de la sien. El pliegue paralelo no debe sobrepasar la línea superior del cráneo

Cuello.
La nuca es acorde a la fortaleza del perro, musculosa y noblemente arqueada. El cuello se desliza armónicamente hacia la cruz. Fuertemente insertado, es estrecho, con porte noble, lo que contribuye al aspecto pujante y elegante. La piel de la garganta es adherente y sin papada.

Cuerpo.
Línea superior: Descendiendo levemente desde la cruz hacia atrás.
Cruz: Es el punto más alto de la línea superior.
Espalda: Fuerte, corta, firme.
Lomo: Corto, fuerte, profundo. La distancia desde la última costilla hasta la cadera es corta de modo que el perro aparezca compacto.
Grupa: Levemente redondeada imperceptiblemente hacia la inserción de la cola.
Pecho: Moderadamente ancho, de corte oval, profundo hasta los codos. El antepecho está especialmente marcado por la punta del esternón.
Línea inferior: Flancos no excesivamente recogidos de manera que junto a la parte inferior del tórax forman una línea armónica y ondulada.

Miembros anteriores.
Los miembros anteriores son, vistos de frente, vigorosos, rectos y colocados no demasiado juntos. Los antebrazos vistos de costado son rectos.

Hombros: La escápula está firmemente apoyada sobre el tórax. Bien musculada a ambos lados de la espina del hueso, sobresale por encima de las vértebras de la columna en su tramo torácico. Lo más posible inclinada y bien echada hacia atrás, forma un ángulo de 50° con la horizontal.
Brazo: Bien junto al cuerpo, fuerte y musculoso; forma con la escápula un ángulo de más o menos 95º hasta 105º.
Codos: Bien ajustados, no girados ni hacia fuera ni hacia dentro.
Antebrazo: Recto visto desde cualquier lado, fuertemente desarrollado y bien musculado.
Carpo: Fuerte y estable. Su estructura apenas se destaca de la del antebrazo.
Metacarpo: Recto visto de frente; de perfil ligeramente oblicuo respecto al suelo; fuerte y ligeramente elástico.
Pies delanteros: Cortos y redondos, dedos apretados unos a otros y arqueados (pies de gato); uñas cortas y de color oscuro y almohadillas fuertes.

Miembros posteriores.
Vistos de perfil oblicuos; desde atrás, se ven paralelos y no demasiado juntos.

Muslo: Moderadamente largo, ancho y fuertemente musculado.
Rodilla: No debe estar girada ni hacia dentro ni hacia fuera.
Pierna: Larga y fuerte, tendinosa, continuándose en un poderoso corvejón.
Corvejón: Bien angulado, fuerte, firme, no girado ni hacia dentro ni hacia fuera.
Metatarso: Corto y perpendicular en relación al piso.
Pies traseros: Dedos cortos, arqueados y apretados unos a otros; uñas cortas y negras

Movimiento.
Elástico, elegante, ágil, libre y con buena cobertura de terreno. Los miembros anteriores se estiran lo más posible hacia delante y los posteriores –con buen alcance elástico- dan la propulsión necesaria. El anterior de un lado y el posterior del otro lado se desplazan simultáneamente hacia delante. Dorso, ligamentos y articulaciones son firmes.

Pelo.
El pelaje debe ser duro, alambrado y tupido. Está compuesto por una tupida lanilla interna y por una corta capa externa (que no puede nunca ser demasiado corta) de pelos duros y bien pegados en todo el cuerpo. El pelo de la capa externa es áspero, de largo suficiente, como para poder comprobar su textura, ni hirsuto ni ondulado. El pelo en los miembros tiende a no ser tan duro. En la cabeza y en las orejas es corto. Características típicas son, en el hocico, la barba, que no debe ser demasiado blanda y las cejas tupidas que hacen sombra a los ojos.

Altura a la cruz.
Machos y hembras: desde 30 hasta 35 cm.

Basado sobre Estándar según la FCI del Schnauzer Miniatura